Antología benéfica | Durmiendo entre ángeles

¡Hola liad@s! He tenido la suerte de participar en la antología benéfica Durmiendo entre ángeles. La que tuvo esta genial idea fue Ainhoa de Noa en el baúl de los sueños. Todo lo recaudado irá a la asociación de Síndrome de Angelman.


Yo aporté el relato Pide un deseo. Te puedo asegurar que no será el mejor relato. No es falta modestia o inseguridad, es la realidad. Lo escribí con mucho cariño y tiene una historia detrás que para mi lo hace muy especial.

Al despertarme una mañana recordé un sueño que fue fantástico. Como era aficionada a interpretarlos, me puse rápidamente a escribirlo, antes que se me olvidara. Para mi sorpresa no lo terminé en una noche. Fueron como siete folios escritos a mano.

Durante esos días, no podía dejar de pensar en eso. Por la noche, en vez de escribir mi aburrido diario, me divertía plasmando en papel mi sueño. Casi podía poder volver a vivirlo y lo veía con todo lujo de detalles.

Cuando terminé de escribirlo me dio bastante pena. Por una parte se acababa el juego y por otro lado había descubierto una forma de disfrutar. No era la primera vez que escribía. Desde los 12 años escribía los típicos poemas de adolescente.

Intenté releerlo y no me apetecía interpretarlo. Me di cuenta que era una historia con significado propio. Tenía la presentación, nudo y desenlace. Además a mi personalmente me gustaba.

No recuerdo muy bien si fue en el 2001 ó en en 2002. Sí, era muy pequeña. Lo guardé en una carpeta y no sabía que hacer con ella. Ya sé que puede parecer imposible, pero en esos años no teníamos móviles inteligentes, ni un pc en cada casa.

Con el tiempo un alguien a quien quiero mucho enfermó. Como buena andaluza, a pesar de ser agnóstica, hice una promesa. Si esa persona se recuperaba lo mandaría a una revista que esa persona me traía cada fin de semana.

Había una sección donde pedían un texto de folio y medio, con una foto y tus datos personales. Como tuvo mejoría, lo mandé. A lo varios meses recibí una carta de la revista. Dentro estaba mi relato con muestra de ser muy leído y una carta para mi.

En él me decían que no lo podían publicar porque era demasiado extenso, normal. También hubo unas palabras que quizás fue solo un cumplido, pero a mi me emocionó: “Tiene calidad literaria”. Y me animaban a seguir escribiendo.

Con el tiempo hicieron un blog y es posible que mi relato fuese publicado ahí. Como no tenía internet, nunca lo sabré. Fue en el inicio de cuando todos los periódicos y revistas empezaron a publicar en la red.

Ese fue el inicio de que empezase a guardar relatos, a intentar publicarlos y que ahora esté aquí. He intentado corregirlo, pero perdería frescura. Es una historia la viví en primera persona y era un ángel quien venía a concederme un deseo.

Por eso creí que era perfecto para esta antología. Ni era, ni soy escritora, pero si con mi relato puedo poner un granito de arena para ayudar, ¡Encantada! Ahora eres tú, el que te animo a que ayudes adquiriendo el libro. Igual se te concede un deseo…


Clara R. Sierra

Blogger literaria especializada en Marketing Digital.

12 comentarios:

  1. Hola, Clara. Yo voy a colaborar y a poner mi granito de arena compartiendo tu entrada en mis redes sociales. Espero que esta Antología se difunda mucho y rápido. Felicidades por tu contribución.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carmen!
      Lo acabo de ver y me ha sorprendido mucho. Muchísimas gracias.
      Un besazo 😘

      Eliminar
  2. Hola Clara!!
    No conocía este blog y me resulta muy interesante. Tienes contenidos increíbles, así que lo primero es darte la enhorabuena.
    Con respecto a este post, estoy segura de que esa obra va a ser todo un éxito, sobre todo si nace de un sueño.
    Mucha suerte en tu camino.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola M.Cruz!
      Muchas gracias por tus palabras. Ojalá que se cumplan.
      Un besazo 😘

      Eliminar
  3. Hola, Clara. Qué manera más mágica y preciosa de aportar tu granito de arena. Seguro que la asociacion de Síndrome de Angelman te lo agradece muchísimo. Seguro que la antologia es preciosa porque la escribiste desde el corazón y nació de un sueño. Espero que la iniciativa sea todo un éxito porque se lo merece. Yo voy a compartir esta entrada por todas mis redes sociales y aportaré mi granito de arena. Un beso, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mel!
      Muchísimas gracias por tu generosidad y compartir en las redes sociales, es muy importante darle visibilidad al Síndrome Angelman.
      Un besazo.

      Eliminar
  4. hola!!! que bonito post me ha encantado, he imaginado todos sos sueños que a veces nunca quieres que termine y de pronto te despiertas, voy a seguir esa táctica de apuntarlo para recordarlos siempre gran post y gran iniciativa la antología preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mónica!
      Escribir los sueños es buena forma de conocerse y practicar la escritura. Espero que disfrutes con ello.
      Un besazo 😘

      Eliminar
  5. Hola!
    Me ha encantado la experiencia que has compartido con nosotros. .Como un sueño que tuviste siendo niña se convierte en un relato 'Pide un deseo', que al final sirve para ayudar en una causa tan bonita como esta. El título de la Antología es evocador 'Durmiendo entre ángeles' porque no hay nada más bonito que ayudar a otros con trabajos creativos como éste.
    Voy a compartir tu post en mis redes sociales, porque si asi ayuda a aportar mi granito de arena, merece la pena. Enhorabuena por tu participación! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pilar!
      Muchísimas gracias por darle visibilidad a la antología.
      Un besazo 😘

      Eliminar
  6. ¡Qué bonito post! Aunque nos parece muy lejano sí hubo un tiempo sin móviles, sin internet y sin ordenadores cuando escribíamos las cosas a mano. Que bonita la historia de mandarla a la revista y recibir esa carta de vuelta, la verdad es que tuvo que ser toda una sorpresa y a la vez una motivación de que alguien reconociera el relato que habías escrito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lucía!
      Sí, aunque parezca mentira hubo un tiempo sin internet para todos. Con mi primer móvil solo podías llamar y mandar sms desde algunas zonas estratégicas jajaja
      Fue una experiencia que nunca olvidaré.
      Un besazo 😘

      Eliminar

Bienvenid@s a Athalía la lía:

Este post lo escribí para ti, me encantaría saber tu opinión. Si tienes interés en mi respuesta, marca la casilla «Avisarme». Para las iniciativas pon tu URL en el post correspondiente.

¡Gracias por formar parte de mi mundo!